Casi cualquier árbol puede convertirse en un bonsai ¿lo sabías?


La mayoría de las personas aún creen que el bonsai es un tipo de árbol enano y por eso, hoy os descubrimos que esto no es así, casi cualquier planta leñosa puede convertirse en un bonsai.

La palabra bonsai, refiere a un término japonés que significa cultivar en bandeja. Aunque el cultivo del bonsai es un arte asiático madurado durante muchos siglos, cualquier persona es perfectamente capaz de cultivar uno por sí mismo. Eso sí, existen ciertas especies recomendadas por su facilidad de cultivo para esta práctica que veremos más adelante.

Parece que las primeras plantas ornamentales cultivadas como bonsáis fueron llevadas a Japón, hace al menos 1200 años, como recuerdo religioso. Sin embargo, su llegada a España es mucho más reciente remontándose tan solo a los años 80.

El primer paso para cultivar un bonsái es contar con un árbol que cultivar y modelar. Para ello, os recomendamos elegir especies de Olmo Chino (Ulmus Parvifolia), Arce Japonés (Acer Palmatum) o, para personas más experimentadas, Pino Negro Japonés (Pinus Thunbergii).

Una de las especies más populares de bonsái es, sin duda, el Arce Japonés (Hacer Palmatum). Este arce debe ser protegido del sol en las horas centrales del día y del frío en invierno si bajan las temperaturas de -10°C. A la hora de podarlo, es recomendable hacerlo en otoño para evitar el sangrado excesivo de savia y el riego deberá ser diario.

bonsai-1805494_1920

 

En cuanto al Olmo Chino (Ulmus Parvifolia), es la especie de olmo más usada como bonsái que crece perfectamente a pleno sol y también en semisombra, además resiste el frío por lo que puede colocarse en exterior todo el año. Es un árbol que permite podarlo de forma regular, resultando una densa estructura y se debe mantener el sustrato ligeramente húmedo.

Chinese_Elm_(Ulmus_parvifolia)_(3563789088)

 

Y para aquellos más experimentados, nos encontramos con el Pino Negro Japonés (Pinus Thunbergii). Un árbol muy resistente, que crece bien en exterior a pleno sol y que sólo necesita protección en invierno en casos de temperaturas excesivamente bajas. No toleran bien los suelos demasiado húmedos, por lo que se recomienda regar moderadamente. Recuerda no modelarlo más de una vez al año y tener cuidado en el manejo y la poda puesto que no brotan con facilidad las ramas que tienen agujas.

3505822703_07af2391fe_b

 

En EntreSemillas, puedes encontrar estas especies en planta y semillas:

Semillas:

 

Plantas: