6 tareas esenciales de mantenimiento para un huerto urbano

tareas de mantenimiento esenciales huerto urbano

Sabemos que la situación actual de confinamiento es un tanto especial, pero por lo menos ya podemos volver a nuestros huertos urbanos y hacer las labores de mantenimiento necesarias para seguir disfrutando de él. Por ello, es importante refrescar las tareas de mantenimiento para un huerto urbano.

tareas esenciales de mantenimiento para un huerto urbano
01

Planificar la rotación de tus cultivos y asociaciones de cultivos

Por qué es importante: evita en parte que proliferen las plagas y el agotamiento de la tierra (más probable en cultivo de mesa o maceta).

La rotación de cultivos es una técnica muy importante para mantener un huerto. Si ya sabes en qué consiste y lo estás aplicando ¡genial!, pero si no sabes lo que es: consiste en rotar lo cultivos de las diferentes familias y especies de plantas por cada temporada. Es decir, si empiezo plantando leguminosas, la siguiente temporada plantaría de fruto, etc. ¡Ojo, que quede claro que la rotación es en el mismo lugar, si no…no tendría sentido!

Un ejemplo de buena rotación y típica en España es: tomates > habas > fresas. Las cuestión es que rotes entre solanáceas, umbelíferas o liliáceas, quenopodiáceas o cucurbitáceas, leguminosas o crucíferas.

En cuanto a las asociaciones de cultivo, aprende sobre estas en nuestro listado de distancia entre plantas y asociaciones.

Más consejos de cultivo: consejos para planificar tu huerto

02

Renovar y examinar la tierra

Por qué es importante: así evitamos que aparezcan posibles plagas o nos demos cuenta a tiempo de alguna que esté empezando.

Cambia la tierra si ves que no tiene buen aspecto o sospechas de que pueda contener alguna plaga. Si son cultivos anuales hazlo cada cambio de temporada igualmente.

Si has encontrado tierra en mal estado renuévala y mejora la mezcla según para qué cultivo la vayas a usar. Los diferentes añadidos por los que puedes optar: arena, arlita, compost, estiércol, fibra decoco, humus, perlita, rocas volcánicas y vermiculita. Úsalos según las características que aportan cada uno. De esta manera, si tu tierra la has encontrado bien puedes mezclar la antigua con nueva y alguno de estos componentes.

03

Abonar

Por qué es importante: apoyaremos el crecimiento de nuestros cultivos, aportándoles los nutrientes necesarios para que se desarrollen correctamente.

Al añadir algunos de los añadidos de los que hemos hablado anteriormente, ya estás abonando. Piensa en hacerlo unas dos veces al año: inicios de primaveras e inicios de otoño. Los abonos más típicos los encuentras en el compost y el humus.

04

Mantenimiento de recipientes y herramientas

Por qué es importante: mantendrás en mejor estado posible las herramientas que están en contacto con las plantas y así higienizar lo máximo posible y ahorrar en materiales por evitar su deterioro.

Utiliza alcohol para limpiar las herramientas después de cada uso. Limpia también las macetas cuando vayas a trasplantar o hacer un cambio de tierra, sobre todo si ya sabes que hay una plaga.

Cambia de herramientas cuando estén muy deterioradas y ya no cumplan su uso específico y no puedas hacer un correcto uso. Si puedes, úsalas para otra función que se te ocurra aunque no tenga que ver con la función original o llévalas a el punto limpio de tu ciudad. En Málaga nos gusta este: http://www.limasa3.es/content/punto-limpio-0.

05

Vigilar las adventicias

Por qué es importante vigilarlas: evitaremos que puedan molestar por espacio o atraer plagas.

Las adventicias son aquellas plantas que surgen de manera espontánea junto a nuestros cultivos. En principio, no tienen por qué ser perjudiciales, pero hay que hacer un seguimiento de ellas para descartar que afecten negativamente. Si no estás seguro/a, quítalas de raíz para colocarlas en otro lugar que no molesten. Si lo hacemos así, podremos utilizarlas más adelante en el caso de que al final nos resulten ventajosas.

06

Poda y tutorado o entutorado

Por qué es importante la poda: para controlar y uniformar las cosechas, para fortalecer el crecimiento, para que les llegue el aire y la luz uniformemente…

Usa las herramientas correctas y no caigas en error de usar la primera que tengas a mano. Hay diferentes tipos de poda y también cada cultivo necesitará un tipo u otro, además de hacerlo en el momento correcto. Una poda básica consistiría en quitar las hojas muertas y secas (poda de saneamiento), pero también existe la poda de recorte, de rejuvenecimiento, de formación, de despunte y de fructificación (árboles frutales).

En el caso de los tomates, ya hicimos un video tutorial en youtube de la poda de las tomateras: aquí.


Por qué es importante el tutorado: para evitar que la planta se tuerza y para guiarla en su crecimiento.

Algunas plantas necesitan de tutorado. Utiliza materiales que sirvan de guía: una caña, una tubería delgada, una pajita metálica, etc.

Obviamente hay más tareas de mantenimiento para un huerto urbano, como regar, lo que es obvio y básico. Ten en cuenta las necesidades de cada planta específicamente y, si puedes, instala un sistema de regadío automático.

Si tienes alguna duda, déjanos tu pregunta en los comentario. ¡Hasta la próxima!


Últimos artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *