asclepias curassavica semillas
  • asclepias curassavica semillas
  • Asclepias curassavica semillas
  • Asclepias curassavica semillas

Asclepias curassavica - Sobre 50 semillas

(Asclepias curassavica)
1,99 €

La especie de las Asclepias Curassavicas, perenne y originaria de América tropical, se cultiva sobre todo en los jardines para atraer a las mariposas Monarca.

Cantidad
Fuera de stock (0 disponible/s)


Flor de Sangre

(Asclepias curassavica)

Otros nombres: Algodoncillo / Venenillo / Bandera española / Platanillo / Hierba María / Burladora / Mexican Butterfly Weed / Blood-flower

La flor de sangre es un arbusto cuyas atractivas flores, además de olorosas, atraen a la Mariposa monarca, por lo que es una planta ideal para jardines y balcones. Estas mariposas, depositan sus huevos en ellas de la cual se alimentan las orugas. Su flor es de color naranja, amarillo y/o rojo. La flor mide aproximadamente 15 cm de largo, lo que la convierte en una de las más largas de todas las especies del género.

La especie Asclepias curassavica se encuentra en el género de las Asclepias (formada por unas 150 especies). En particular, la flor de sangre se trata de una planta cuyo origen lo encontramos en América central, pero también la podemos encontrar en otros lugares como en África norte y sur, además de Europa. 

La flor de sangre puede llegar a alcanzar entre los 100 y 150 cm de altura, siendo sus raíces carnosas, gruesas y de color blanco. Sus raíces se han especializado para vivir en suelos húmedos espesos, en ambientes bajos en oxígeno. Normalmente, la flor de sangre la encontrarás de forma silvestre cerca de los bordes de estanques, arroyos y lagos. Sus hojas son de color verde, estrechas, alargadas y acabadas en punta.

solsemisombra Pleno sol y semisombra      riego Riego bajo     altura planta 1-1,5 metros.     rusticidad No resiste heladas     Zona climatica Zonas 10-12     epoca siembra Sembrar en primavera y otoño     floracion Florece en verano

como sembrar semillas asclepias curassavica

Cómo sembrar semillas de Asclepias curassavica

Siembre las semillas directamente en un semillero o en macetas individuales. Utilice un sustrato adecuado para semillas, espárzalas superficialmente y cúbralas de una fina cada de sustrato o vermiculita, de no más de 1 cm, a continuación humedezca el sustrato con un pulverizador de agua, no deje que la superficie se seque. Recuerde que el sustrato debe estar humedecido previamente.

Coloque los recipientes en un lugar con una temperatura en torno a los 15-20ºC, o en el exterior si han pasado ya las heladas invernales. Evite exponerlas al sol directo hasta que tenga al menos un par de hojas reales, las que aparecen después de los cotiledones, pero colóquelas en un lugar en el que tengan mucha claridad.

Un film de plástico transparente puede ayudar a mantener la temperatura, la humedad y a evitar que aparezcan plagas, pero cuidado, porque si no se airea a diario pueden aparecer hongos. Trasplante las pequeñas plántulas a macetas individuales cuando sean lo suficientemente grandes como para manipularlas.

Consejos de cultivo y recomendaciones

Mantener siempre la tierra con un grado de humedad óptimo.

El látex de la planta se emplea para afecciones de la piel de tipo bacteriano, como el acné. No es apta para el consumo, pues es tóxica para vertebrados. 

Asclepias curassavica
Nuevo
chat Comentarios (0)